Francia

12:00:00 PM

Continuamos en un nuevo país, una nueva aventura: Francia! 

Foto del río Sena y al fondo la torre Eiffel

Paris

Salimos de España y después de muchas horas de carretera llegamos a París, nos hospedamos en una zona residencial super bonita, pintoresca, habían unas flores silvestres de muchos colores. 


Después de instalarnos en el hotel y refrescarnos salimos desde la estación de Juvisy en dirección a Champ de Mars teniendo como primera parada la emblemática Torre Eiffel. Después de tomarnos algunas fotos en la torre, algunas personas del tour decidieron subir a la torre para disfrutar de la panorámica pero nosotras decidimos que podiamos hacer algo de más provecho para disfrutar de la ciudad.


Esperamos a que pasara  el turibus y nos subimos para disfrutar de los lugares más emblemáticos de la ciudad, pasando por el parque Champ de Mars, la Asamblea Nacional, el Palacio Nacional de los Inválidos, el Puente de Alejandro III, el Pequeño y Gran Palacio,  la Plaza de la Concordia, donde antes estaba ubicada la guillotina, la Ópera de Garnier, el palacio de Louvre y el Obelisco, que sale en la foto de abajo.


Cuando llegamos al Palacio de Louvre decidimos bajarnos para aprovechar la luz y tomarnos algunas fotos en el lugar, Paris es un lugar soñado, sin duda me dan ganas de regresar y pasar más días específicamente en esa ciudad, y meterme tres días seguidos en el Louvre, es un museo de 14 km, por si quieren ir sepan que ocupan un día completo para recorrer algo.


Al momento de querer regresarnos nos dimos cuenta que el turibus ya había terminado de realizar su servicio y no sabíamos como regresarnos, lo peor es que nos fijamos en el mapa del turibus y vimos que la distancia entre el Louvre y la Torre Eiffel no era tan grande por lo que le preguntamos a un señor cuanto tiempo creía el que nos haríamos a lo que nos comentó que unos 20 minutos de distancia, así que emprendimos la caminata.



De regreso pasamos por el museo de Orsay y disfrutamos de su gran fachada arquitectónica así como el disfrutar de los parques, bordeando el río Sena con los ferris llenos de turistas bajo la magnificiencia del puente de Alejandro III.




Solo por si quedaban con el pendiente, nos hicimos una hora del museo a la torre y de regreso a la estación tomamos mal el tren de regreso y nos quedamos a mitad de camino, solo por que eramos más de 20 personas perdidas y sin una pizca de frances a la mano, el operador de la estación y el supervisor nos ayudaron a llegar de regreso a Juvisy, regresamos al hotel casi a media noche.



Al día siguiente la gran visita del día era el Palacio de Versalles! Estaba llenísimo, la foto la tomé desde la terraza antes de entrar al palacio, la fila daba tres vueltas pero después de una hora de fila pudimos ingresar y recorrer las salas de este magnífico lugar.



Por falta de tiempo, no podíamos recorrer todo el lugar debíamos escoger entre el palacio y los jardines; nosotras claramente escogimos entrar al palacio. para ver las salas, las pinturas, las esculturas y la sala de los espejos. De regreso, nos dejaron en el Palacio de Louvre ya que la mayoría no había visitado la pirámide. 



Buscando la tienda de Angelic Pretty, por que no pensaba irme de la ciudad sin ver la tienda, vimos la hermosa estatua de Juana de Arco.




No tengo mejor foto de la tienda, por que habían carros estacionados enfrente, pero yo que no soy de la fanbase de AP quedé extasiada de ver la mercancía super bonita y la vendedora super linda conmigo hasta me contó que se había ido a suramerica en una ocasión.


Después de la parada del Louvre cada quien tomó su propio camino así que con el tiempo libre aprovechamos para llegar a Notre Dame y apreciamos la fachadita, en este punto del tour estaba frustrada por que no había entrado a casi lugares por falta de tiempo, aunque nos sentamos a comer en Square Jean XXIII.



Aprovechamos entonces para irnos hasta el Panteon que quedaba a unas cuadras de la catedral y de allí caminamos hasta Los Jardines de Luxemburgo, los jardines franceses son bien bonitos, dicen los guías que la mejor manera de apreciarlos es desde el aire. 




Con los piés adoloridos y el cansancio encima, emprendimos el viaje por metro hacia el Arco del Triunfo, a los minutos de haber llegado había una marcha de veteranos rindiendo los honores, por lo que la zona fue despejada de turistas. 


Para esta hora debíamos regresarnos a la Ópera de Garnier, que era el punto de encuentro para irnos camino a Montmartre, subimos hasta la iglesia del Sagrado Corazón, como es una colina alta tomamos un teleferico hasta la cima para evitarnos subir las escaleras. Estando arriba nos tomamos unas Heineken y las acompañamos con unas deliciosas aceitunas.


A las 10 de la noche nos fuimos camino al Moulin Rouge para comprar los boletos de la presentación de las 11, el cabaret estuvo espectacular! Hubieron varias presentaciones artistias con animales (ponys y serpientes), una con hula hula y una de una pareja de patinadores. Los bailarines super coordinados, bien guapos y a pesar de las altas horas de la noche y el sueño acumulado del viaje disfruté muchisimo la presentación.



Obvio la compra obligada de la ciudad eran los macarons de Ladurée, gracias Kyu por la recomendación!


Nunca antes había comido macarons y pedí uno de cada sabor, estaba bien ricos y crocantes.



Beaune

Salimos al día siguiente en la mañana salimos con dirección a Italia pero nos tocó hacer varias paradas antes de salir de Francia, una de esas paradas fue en Beaune, en la región vinícola de la Borboña francesa, región productora de vinos. 


Beaune es un pueblito tranquilo, dónde hay un tipo de turismo más tranquilo y de relajación y no tan caótico como el que se ve en la capital. Muchas partes de la ciudad está amurallada debido a que parte de la arquitectura es de tipo medieval.


Muchos de los miembros del tour aprovecharon para comprar algunas botellas, nosotras por nuestra parte al ver que ibamos de salida de Francia nos dimos cuenta que no habíamos comido pan, PAN en Francia! Así que nos acercamos a la primera panadería que encontramos y en frances mal hablado pedimos unas piezas para llevar.  


Ese día almorzamos en un restaurante que tenía de promoción unos carpaccios, con ensaladita y papitas fritas, acompañadas con salsas de Dijon, yo sé que que la salsa más famosa es la mostaza, pero la mayonesa no tiene nombre, está bien deliciosa. Frente al restaurante había un parquesito con jardines y un carrusel.


Chamonix

Nuestra última parada antes de salir del país fue en Chamonix, el pueblito que vió nacer el alpinismo, pudimos disfrutar de las nieves perpetuas del Mont Blanc, en el pueblito hay hay un teleférico para los que quieren practicar paracaidismo en el verano suban hasta la cima de las montañas.


La temperatura del pueblito era cálida, no se ocupaba ningún tipo de abrigo, el lugar es muy tranquilo, verde, rodeado de naturaleza y de las principales activiades económicas que goza es el turismo deportivo.  


Les dejo una panorámica que tomé del río Arve 


Camino de regreso al autobus paramos por en una tiendita de recuerdos donde compré unas medias bien calientitas para el invierno, como ya habíamos comido antes de llegar al pueblo no hicimos ni una parada en restaurante y nos dedicamos a caminarlo y tomar fotos.


En Chamonix está el tunel del Monte Blance, un tunel de 11.6 km que es la última frontera antes de llegar a Italia así que atravesándolo nos despedimos por ahora de las tierras francesas.

~Ciao~

You Might Also Like

4 comments

  1. El congal hermoso *0* mi reino por ir al congal.

    ReplyDelete
  2. Que hermoso todo, amo ver tus fotografías y ver que te lo pasaste bien, te mando un abrazo <3

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias B! La verdad yo iba en plan de fotografiar todo y a veces es dificil con el itinerario captar todo lo que quería, así que me alegra que sean de tu agrado

      Delete

Handmade & Products